Caso de éxito: “Radio Bilbao, un orgullo de emisora”, por Begoña Marañón Unanue, Directora de Radio Bilbao

De los innumerables retos que una empresa debe afrontar, independientemente de su actividad, el diseño y puesta en marcha de una nueva sede es, sin duda, uno de los más excepcionales.

Cuando hace más de tres años nos propusimos el traslado de la emisora de Radio Bilbao al centro de la ciudad, muy cerca de donde nació en 1933, creo que nunca imaginamos todo lo bueno que nos traería esta decisión. Más allá de estar en el corazón de la Villa, la nueva sede de Radio Bilbao ha sido una de las mejores cosas que nos ha pasado y ha contribuido de forma notable a mejorar el desempeño profesional de todo el equipo.

Comprender el funcionamiento de una emisora de radio, con su peculiar actividad, con flujos de personas corriendo por las instalaciones en determinadas horas, con los condicionantes técnicos de los estudios, con la gestión del espacio para que el trabajo se desarrolle de forma armoniosa, es una tarea que requiere una sensibilidad muy especial y un esfuerzo por trasladar estas dinámicas profesionales a un plano. Hacer este proceso de la mano del arquitecto bilbaíno Juan Alonso fue, sin embargo, transformar un reto complejo en un proceso sencillo y cómodo para quienes tuvimos que tomar las decisiones. Y el resultado, a la vista está, una emisora moderna, especial, acogedora, bien distribuida, elegante, fabulosa.

Pero quedaba algo por descubrir que no se veía en los planos: y era la repercusión que este nuevo espacio tendría en las relaciones entre todas las personas y los diferentes departamentos que componen una emisora de radio. Será porque veníamos de una emisora distribuida en dos plantas, donde era muy difícil vernos todos, pero la impresión que nos causó poder caminar e incluso pasear por nuestras instalaciones actuales y ver a todos los compañeros es, una absoluta delicia. Ahora nos vemos e incluso nos intuimos. Ahora podemos comprender mejor el trabajo de los demás. Ahora podemos compartir cualquier cuestión de nuestra actividad radiofónica en unos minutos. Recibir a los invitados que vienen a los programas y a los clientes u oyentes que nos visitan se ha convertido en un auténtico lujo, porque mostramos con orgullo, una gran emisora. Y después de tres años, no deja de sorprendernos y de sorprender a quienes la ven. Por muchas veces que hayan venido, siempre escuchamos una exclamación del tipo: “qué bonita emisora”, “qué sitio tan especial”, “qué suerte trabajar aquí”.

Y así estamos, disfrutando de un enclave extraordinario en el centro de Bilbao. Un espacio abierto, luminoso y acogedor que cuidamos con cariño y dedicación sabiendo que será una de las claves para que se mantenga como el primer día.

En Bilbao tenemos una extraordinaria tendencia a sentirnos muy orgullosos de lo que hacemos y en Radio Bilbao también presumimos de emisora con ese profundo orgullo.

Diciembre, 2018
Begoña Marañón Unanue
Directora de Radio Bilbao
Directora Regional de la Cadena SER en Euskadi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *